-El caricaturista fue parte fundamental del cómic mexicano; tenía 81 años

-Sixto Valencia, dibujante del clásico Memín Pinguín

-Con el personaje de Vargas Dulché alcanzó su máximo nivel

-También fue autor de la serie Balam y dirigió la revista Mad en México

– Para algunos expertos fue un parteaguas en la lucha por los derechos de autor

-Maestro de varias generaciones de historietistas.
Texto por Martín Arceo S. Publicado en el Periódico La Jornada
Viernes 24 de abril de 2015, p. 8
Sixto Valencia por Frika Atea- Caricartoonisarte

Sixto Valencia por Frika – Caricartoonisarte

(Foto por ©”Frika” –  Caricartoonisarte)

#Sixto Valencia, dibujante de la historieta clásica Memín Pinguín, murió la madrugada de este jueves víctima de un paro cardiaco, a la edad de 81 años. Con él se va una parte fundamental del cómic mexicano, al que dedicó la vida entera.

Memín es ahora huérfano. Su mamá, Yolanda Vargas Dulché –escritora de la revista Lágrimas y Risas, autora de clásicos como María Isabel, Rubí, El pecado de Oyuki y Yesenia, entre muchos otros–, falleció en agosto de 1999. El primer dibujante del negrito fue Alberto Cabrera, en la década de 1940, pero Valencia le dio su imagen definitiva, a partir de 1963.

Después de una desgastante batalla legal, Valencia recibió en febrero de 2013 un laudo del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, el cual determinó que el personaje y sus características distintivas son su propiedad única.

Valencia nació el 28 de marzo de 1934 en Villa de Tezontepec, Hidalgo, cuyo ayuntamiento lo declaró hijo predilecto de la localidad. Su pasión por el dibujo fue mítica. A falta de papel, comenzó a dibujar en las pencas de maguey de su entorno y en los tablones de la carpintería propiedad de su familia. Su viuda, Victoria Noguez, dijo alguna vez: Este loco sería capaz de dar dinero a cambio de dibujar.

https://scontent-dfw.xx.fbcdn.net/hphotos-xpf1/v/t1.0-9/13527_814358741983037_654934901530830056_n.jpg?oh=b609ef5a3100d746a6c8bbefc9209d79&oe=55D828A7

https://www.facebook.com/VillaTezontepec?pnref=story

Luego de ingresar a la Academia de San Carlos obtuvo su primer trabajo profesional como ilustrador en el directorio telefónico, para el cual realizó anuncios publicitarios. Luego trabajó y recibió instrucción con Guillermo Marín.

A mediados de los años 50 trabajó en diversas editoriales, entre ellas La Prensa, para la cual realizó Halcón Negro, una versión pirata del personaje homónimo de DC Comics, con las aventuras de un grupo de aviadores en la Segunda Guerra Mundial. Esto obligó a Editorial Novaro, que tenía los derechos del personaje, a llamarlo Halcón de Oro.

Las colaboraciones entre Vargas Dulché y Valencia comenzaron a principios de la década de 1960, cuando se integró a Editorial Argumentos (Edar), propiedad de la escritora y de su esposo, Guillermo de la Parra, a su vez autor de Rarotonga. En Edar realizó Libro único, Criollo, el caballo invencible, El látigo negro, Biografías selectas, El charrito de oro y Milagros de Cristo, que el monero llamaba jocosa, cariñosamente Milagros de Sixto.

Sixto Valencia por Frika Atea- Caricartoonisarte-

Sixto Valencia por Frika – Caricartoonisarte-

(Foto por ©”Frika” –  Caricartoonisarte)

El dibujante alcanzó su nivel máximo como autor y profesional con Memín, al cual comenzó a ilustrar en 1963. No recibió los primeros pagos hasta tres meses después de la primera publicación, de tal manera que cambió su salario en billetes de un peso, los llevó a su estudio y junto con doña Vicki, su esposa, y sus colaboradores, se bañó en billetes al más puro estilo McPato.

Además de Memín, cuya popularidad fue tal que su revista se distribuyó en toda Latinoamérica, Irán, Filipinas, Indonesia e Italia, ilustró para Edar la serie Balam, con guión de Pedro Zapiain (también escritor de Chanoc). En Editorial Toukán publicó La serpiente desplumada, parodia de la política mexicana de los años 90 ambientada en la gran Tenochtitlán, y dirigió la revista Mad, en México, para Publicaciones Citem. También hizo la historieta Los amigos de Fox, antes de las elecciones de 2000, en las cuales Vicente Fox obtuvo la Presidencia de la República.

Maestro inolvidable

Bohemio, cantor como nadie de Como un perro, popularizada por María Victoria, fan irredento de Alex Raymond –creador de Flash Gordon–, impulsó el respeto a los derechos de autor y fue maestro de varias generaciones de historietistas.

Luis Gantus, autor junto con Melina Gatto del libro Sixto Valencia, una vida en viñetas –editado por el gobierno del estado de Hidalgo–, dijo: Su trabajo representa al historietista mexicano; su vida fue dibujar, su alegría era contar historias; su reto, defender sus derechos de autor; bohemio y alegre, logró el reconocimiento mucho tiempo después, como la historieta mexicana.

(Fragmento del texto por Martín Arceo en el periódico La Jornada, México. Abril de 2015.

************************************************************************

Yo, por mi parte, le hice un par de caricaturas, dedicadas con motivo de sus cumpleaños recientes y como le gustaron, tuve el honor de que mi dibujo fue puesto como imagen de su perfil en su Facebook durante algún tiempo.

Él, simpático como siempre, me dijo que le gustaba la caricatura, “pero que en realidad él es más guapetón de lo que yo lo dibujé”.

Sixto_Valencia_por_rickamacho

Sixto_Valencia_por_rickamacho

Un año después le dediqué un nuevo dibujo, también digital, pero ahora más en estilo historieta, con el famoso “Memín Pinguín” incluido.

Sixto_Valencia-03_rickamacho

Sixto_Valencia-03_rickamacho

Este es un video hecho por el maestro Rubén Eduardo Soto Díaz, dedicado al 50 aniversario de la aparición de Memín Pinguín:

Y estos son algunos dibujos hechos por otros compañeros y colegas, dibujantes, historietistas, comiqueros.

De: ©Diego Tomasini – “El Dibrujo”:

Sixto_Valencia-por_Diego_Tomasini_El_Dibrujo

Sixto_Valencia-por_©Diego_Tomasini_El_Dibrujo

felices-sueños-maestro-valencia por ©Antonio Rodríguez

felices-sueños-maestro-valencia por ©Antonio Rodríguez

A todos los que tuvimos la oportunidad de conocerlo en persona y convivir con él no ha dolido mucho su partida, pero agradecemos bastante los momentos y enseñanzas que nos dejó, las cuales son invaluables.
¡Hasta pronto y gracias, maestro Sixto Valencia Burgos!

(Los Derechos de las fotos y dibujos de otros autores les pertenecen a ellos, sólo han sido compartidos en este Blog a manera de difusión, y con el permiso de los autores).

Anuncios